Desde que se declaró el estado de alarma en España, son pocas las actividades que han podido continuar. Entre ellas, están los sectores de agricultura y ganadería. Por eso, hoy en Novagés abordamos la prevención de riesgos laborales en el campo durante la cuarentena.

Prevención de Riesgos Laborales en el campo durante la cuarentena

Al igual que sucede en todo tipo de puestos de trabajo, tanto empresarios como trabajadores deben conocer las medidas preventivas en una situación normal. Una correcta formación cobra todavía más importancia en las situaciones extraordinarias como la que estamos atravesando actualmente.

Pero además de ello, debe prestarse atención a los trabajadores especialmente sensibles. Según el Ministerio de Sanidad, existen determinados grupos de ciudadanos especialmente vulnerables al COVID-19.

Entre ellos se encuentran los enfermos de diabetes, personas con enfermedades cardiovasculares e hipertensión, enfermedades hepáticas, pulmonares y renales crónicas, personas inmunodeprimidas, mujeres embarazadas, enfermos de cáncer en fase de tratamiento y todos los trabajadores mayores de 60 años.

Dependiendo del estado de salud de los trabajadores de riesgo, se tomarán las medidas pertinentes. Entre ellas están el aislamiento preventivo o la baja laboral.

Medias a tomar en la zona de trabajo

Por un lado, se adaptarán las condiciones de trabajo para que la actividad se pueda realizar de manera segura.

Por otro lado, se intensificarán los controles de acceso al lugar de trabajo (finca, granja, almacén, etc.),  vigilando la aparición de posibles síntomas de contagio.

Se prestará especial atención a la hora de mantener la distancia de seguridad entre trabajadores. Siempre que sea posible, se mantendrá un mínimo de 2 metros de separación.

En caso de tener que realizar desplazamientos, se harán de manera individual preferentemente. Si no es posible, el trabajador que vaya de pasajero se situará en el extremo contrario de la fila trasera del conductor.

Además, se extremarán las medidas de higiene y desinfección en las instalaciones con los productos y procedimientos adecuados. Cada trabajador se comprometerá a mantener la higiene personal, con las medidas ya por todos conocidas:

  • lavado frecuente de manos (solución hidroalcohólica o agua y jabón)
  • uso de los EPI (recomendable el uso de guantes y mascarillas de protección frente a partículas)
  • no tocarse la boca, nariz ni ojos
  • mantener las uñas cortas
  • no utilizar complementos tipo anillos, pendientes, relojes, pulseras
  • utilizar pañuelos desechables o el codo al toser

Finalmente, recordamos la importancia de notificar cualquier posible síntoma de contagio para evitar su propagación entre el resto de trabajadores.

Siguiendo las anteriores indicaciones, y gracias a la colaboración de empresarios y trabajadores, es posible reducir los riesgos laborales en el campo durante la cuarentena.