Go to Top

Accidentes laborales en el campo

Cuando hablamos de accidentes laborales, no solemos pensar en el sector agrario. Sin embargo, anualmente se contabilizan miles de accidentes laborales en el campo. Hoy en Novagés os hablamos sobre este tipo de accidentes.

Accidentes laborales en el campo

Aunque cada año se registran múltiples accidentes en el campo, no todos se consideran accidentes laborales. De hecho, solamente un 6% de ellos se considera accidente laboral.

Esto se debe a que la gran mayoría de accidentes que se producen los sufren personas mayores de 65 años que ya están jubiladas y continúan haciendo las labores agrícolas en su tiempo libre.

Accidentes en tractor, los más frecuentes

Los accidentes laborales más habituales en el sector son los que se producen con los tractores. Esto se debe a diferentes causas.

Una de ellas es porque el parque de tractores suele estar bastante anticuado. En muchos de los casos carece de las medidas de protección básica que exige la normativa. Se trata de las cabinas, los bastidores, arcos y pórticos.

También sucede que muchos de estos tractores se usan solo de manera esporádica. Al ser un uso tan puntual, en muchas ocasiones no tienen ni siquiera la ITV al día.

Otros accidentes laborales en el campo

Además de los producidos con tractores, el manejo de herramienta agrícola conlleva que se produzcan accidentes laborales con ella.

Son pocos los agricultores los que han recibido formación sobre su manejo y la prevención de riesgos laborales. Normalmente, el campo es una tarea que pasa de generación en generación.

Por otra parte, tampoco se imparte formación sobre los equipos de protección ni sobre ergonomía. Aunque muchos de los procesos ya están automatizados, determinadas labores del campo requieren mantener posturas prolongadamente.

Estas posturas y movimientos acarrean muchas veces lesiones persistentes en el tiempo.

Falta de Prevención de Riesgos Laborales

El mayor problema de este sector es la falta de formación en prevención de riesgos laborales. Los trabajadores del campo deben permanecer muchas horas con sus tareas para obtener la productividad deseada.

Esto implica largas jornadas de trabajo sin una base teórica que les ayude a protegerse ante posibles lesiones y riesgos.

Finalmente, el hecho de que la gran mayoría de trabajadores del campo sean autónomos, no facilita que se lleve un control sobre la formación en PRL.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *