Go to Top

Amianto: el enemigo invisible de los trabajadores

En los últimos tiempos el amianto se ha hecho famoso por aparecer en numerosas noticias relacionadas con enfermedades laborales graves. Hoy en Novagés os hablamos sobre este nocivo material y sus consecuencias para la salud.

¿Qué es el amianto?

El amianto, también conocido como asbesto, es uno de los componentes del conocido como fibrocemento. En España se le conoce también como una famosa marca comercial de materiales de construcción, uralita.

Su uso se extendió durante el siglo pasado, cuando era ampliamente utilizado en la construcción. Ganó popularidad por ser un material poco termoconductivo y por su resistencia a la tensión.

Por estas propiedades, se utilizó en muchos productos como tejados, tuberías, aislantes térmicos e ignífugos y en la industria automovilística.

Prohibido en la Unión Europea

A lo largo de la historia se han documentado muchos casos de cáncer de elevada mortalidad relacionados directamente con el contacto con el amianto. Se estima que en todo el mundo hay unos 125 millones de personas que trabajan expuestas a esta sustancia.

Por eso, en España se prohibió su uso en 2001, mientras que en la Unión Europea la prohibición llegó en 2005.  Sin embargo y de manera contradictoria, no es obligatorio su retirada hasta el fin de su vida útil. Esto conlleva a que siga presente en miles de hogares y centros de trabajo, con los consiguientes riesgos para la salud.

Qué riesgos conlleva para la salud

El amianto está compuesto por fibras microscópicas, que pueden desprenderse y quedar en el ambiente. Esto implica el riesgo de ser inhaladas por las personas del entorno.

La exposición a este material de alta toxicidad está asociada con numerosos casos de cáncer de pulmón. También puede derivar en asbestosis o fibrosis pulmonar y en mesotelioma pleural o peritoneal. Además, existe también la sospecha de que puede ser responsable de otros tipos de cáncer, como el de laringe, gastrointestinal, mama, riñón y ovarios.

La patología profesional producida por el amianto viene recogida en el  Real Decreto 1299/2006  de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro.

Obligación de los empresarios

Toda empresa conocedora de la exposición al amianto de sus trabajadores debe cumplir a rajatabla la prevención de riesgos laborales. Deberá informar a los trabajadores sobre todos los riesgos asociados y las medidas de protección necesarias en cada puesto de trabajo. También minimizará el número de trabajadores expuestos al amianto.

En la medida de lo posible, deberá procurar su retirada por medio de empresas especializadas en tal gestión.

Empresas especiales para su retirada

Dada la toxicidad del amianto, existen empresas especialmente acreditadas para su retirada. El proceso está controlado bajo estrictas medidas de seguridad, llevando el material desechado a unos vertederos específicos para tal fin.

En Novagés somos expertos en Prevención de Riesgos Laborales. Identificamos y estudiamos los posibles riesgos de su empresa y proponemos soluciones para solventarlos y prevenirlos.

Recuerde que ofrecemos formación en riesgos laborales a todo tipo de sectores. Contacte con nosotros y garantice la seguridad en su empresa.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *