El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) ha lanzado la campaña «Mi Trabajo También es Salud», con el objetivo de concienciar sobre la importancia de priorizar la seguridad y el cuidado de la salud en el entorno laboral. Hoy, en Novagés, hablamos sobre los objetivos y los beneficios de esta campaña.

Campaña «Mi trabajo también es salud»

La campaña «Mi trabajo también es salud» tiene como objetivo principal fomentar una cultura de prevención y cuidado de la salud en los lugares de trabajo.

Entre los objetivos de la campaña está el de educar a los trabajadores y empleadores sobre los posibles riesgos y peligros presentes en sus entornos de trabajo. Es decir, sensibilizarles sobre los riesgos laborales.

Por otro lado, busca promover prácticas seguras, incentivando la adopción de medidas y protocolos que garanticen la seguridad y el bienestar de los empleados.

A la vez, persigue mejorar las condiciones laborales, impulsando cambios en las políticas y las infraestructuras de las empresas para crear entornos de trabajo más saludables.

Finalmente, quiere fomentar el autocuidado, motivando a los trabajadores a asumir un papel activo en el cuidado de su salud y su seguridad.

Beneficios que persigue la campaña

La implementación de la campaña «Mi trabajo también es salud» trae consigo una serie de beneficios tanto para los empleados como para las empresas.

De una parte, al priorizar la seguridad y la salud, se disminuye la incidencia de accidentes y enfermedades relacionadas con el trabajo.

De otra parte, un entorno de trabajo seguro y saludable se traduce en una mayor motivación y compromiso de los empleados, lo que se refleja en una mayor productividad.

Adicionalmente, al cuidar la salud de los trabajadores, se contribuye a mejorar su bienestar físico y mental, lo que se refleja en una mejor calidad de vida.

Por último, la prevención de accidentes y enfermedades laborales conlleva una disminución de los costes asociados a bajas, indemnizaciones y atención médica.