Go to Top

Ergonomía en el trabajo, segunda parte

Cuando hablamos de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) muchas veces olvidamos la ergonomía en el trabajo. Menos comentada, pero no por ello menos importante. Tras la primera parte sobre ergonomía laboral, hoy en Novages ampliamos información sobre las consecuencias de no cuidarla.

Consecuencias de no cuidar la ergonomía en el trabajo

Cada trabajo es diferente y por tanto está expuesto a riesgos distintos que pueden conllevar lesiones de diversa consideración.

Tipos de lesiones relacionadas con la ergonomía en el trabajo

A grandes rasgos,  y de forma no oficial, podemos diferenciar entre lesiones inmediatas y lesiones lentas:

  • Lesiones inmediatas: son las que aparecen en el momento en el que no se respeta la ergonomía laboral. Por ejemplo al utilizar una máquina que no está adaptada a la altura del trabajador y le provoca un pinzamiento en la espalda.
  • Lesiones lentas: son aquellas que no se detectan inmediatamente, sino que van desarrollándose a lo largo de los meses, incluso de los años. Por ejemplo: un trabajador realiza su trabajo en una postura forzada que le produce leves molestias, pero no le impiden trabarjar. En ese momento no le da importancia, hasta que la lesión se manifiesta de forma que le incapacita temporal o indefinidamente.

Lesiones relacionadas con la ergonomía más frecuentes

En cada sector las lesiones son muy diferentes debido a la actividad específica que se desarrolla. Dentro de las más habituales están:

  • Contractura muscular: las que más se reportan afectan a la zona del cuello, hombros y espalda. Suelen aparecer por mantener una postura rígida prolongadamente.
  • Tendinitis: es una inflamación de los tendones producida normalmente por realizar movimientos repetitivos.
  • Celulitis: infección que se produce en las palmas de la mano por un roce repetitivo. Puede brotar por no utilizar las medidas de protección adecuadas (guantes) que evitan el roce y la abrasión.
  • Síndrome del túnel carpiano: aunque suele darse en trabajadores de oficina, también puede aparecer en trabajos manuales con vibraciones repetitivas o en los que la muñeca está en una postura encorvada forzada.
  • Osteoartritis: es una lesión provocada por sobrecarga en articulaciones. Se da con frecuencia en la espina dorsal y es altamente incapacitante.

La mayoría de las lesiones tienen como origen el trabajo repetitivo y se denominan LER (Lesiones por Esfuerzo Repetitivo). Este tipo de lesiones pueden comenzar como leves molestias y cansancio general.

Sin embargo, a medida que va pasando el tiempo y la actividad que provoca la lesión no cesa, las molestias y dolores se incrementan paulatinamente. Si no se corrige, llega un momento en que provoca tantos dolores que llega a incapacitar al trabajador, en el peor de los casos de modo permanente.

Prevenir lesiones en el puesto de trabajo

Todos estos problemas anteriores pueden prevenirse estudiando adecuadamente el puesto de trabajo y adaptando la maquinaria y elementos a los trabajadores.

La prevención en estos casos es la mejor opción, evitando lesiones costosas tanto a la empresa como a los trabajadores.

Consulte con nosotros sobre la ergonomía en su empresa y déjese asesorar por nuestros expertos.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *