En busca de una jornada laboral más saludable

El puesto de trabajo es el lugar donde pasamos aproximadamente un tercio de cada día. Por ello, podemos aprovechar esta circunstancia para conseguir una jornada laboral más saludable. Hoy en Novagés os damos algunos consejos para lograrlo.

La importancia de la higiene postural

Tanto si se trabaja sentado en una oficina, como si es un trabajo en cadena o que requiere movimiento, la higiene postural es fundamental para mantener una buena salud laboral.

Gracias a una buena postura, se evitan dolores y lesiones innecesarios.

Un ambiente adecuado

Todos los trabajadores necesitan un entorno de trabajo adecuado. Una iluminación suficiente para desempeñar su labor es primordial, optando por luz natural siempre que sea posible.

Además es necesario que el trabajador disponga de un espacio suficientemente amplio para moverse con soltura.

La temperatura también es fundamental. Los puestos deben estar acondicionados para que la temperatura sea agradable. No se debe pasar frío ni calor y debe poderse regular ante cambios de tiempo.

Un entorno agradable con plantas naturales y colores suaves puede ayudar al bienestar psicológico.

Cambio de actividad

Cada cierto tiempo es necesario activar o relajar el cuerpo. Por ejemplo, los trabajadores que realizan sus labores sentados deben levantarse cada cierto tiempo. De este modo, desentumecen los músculos, activan la circulación y cambian de postura, aliviando posibles molestias de espalda.

Siempre que sea posible, lo ideal es realizar ejercicios de estiramientos, sobre todo para la región de hombros y espalda.

En el caso de los trabajadores que permanezcan muchas horas de pie de manera estática, es conveniente que se muevan cada cierto tiempo y/o que se sienten para descansar. También es beneficioso el descanso para los trabajadores que se mueven mucho en su puesto.

Un tentempié sano a mitad de jornada

Aliviar el apetito en el trabajo no es sinónimo de descuidar la alimentación. Son muchas las personas que necesitan comer algo a mitad de la jornada. En lugar de recurrir a comida rápida o dulces, es una buena idea llevar de casa una pieza de fruta o un puñado de frutos secos.

Actividad física en la empresa

Está demostrado que una buena salud física repercute beneficiosamente en la salud mental.  Por eso, cada vez son más las empresas que acondicionan un espacio en sus instalaciones para la realización de actividad física.

Puede tratarse de un pequeño gimnasio o una sala para realizar yoga o estiramientos. Otras entidades optan por regalar a sus empleados bonos de gimnasios o piscinas para que cuiden su salud física.

Una jornada laboral más saludable implica trabajadores más sanos, mayor productividad y menor absentismo laboral. Por eso en Novagés, expertos en Prevención de Riesgos Laborales, fomentamos hábitos saludables entre los trabajadores.