Go to Top

Prevención de riesgos laborales en los talleres de coches

¿Cuántas veces al año tenemos que dejar el coche en el taller? ¿Os habéis fijado en lo duro que es el trabajo de los mecánicos? Hoy en Novages queremos hablar sobre prevención de riesgos laborales en los talleres de coches.

Tipo de trabajo del taller

El trabajo que se lleva a cabo en un taller de coches es un trabajo mecánico, nunca mejor dicho. Nos estamos refiriendo al tipo de movimientos que realizan en su rutina diaria.

La actividad en un taller requiere de fuerza, sobre todo en las extremidades superiores. Los mecánicos realizan muchos movimientos repetitivos o que requieren grandes esfuerzos, que pueden derivar en problemas musculoesqueléticos.

Riesgos derivados de la actividad en el taller

Herramientas y equipos de trabajo

Las herramientas y equipos de trabajo deben adaptarse a los trabajadores y no a la inversa. Si las herramientas de trabajo no son las adecuadas pueden dificultar el correcto desarrollo de la actividad laboral, derivando en posibles lesiones.

Posturas incorrectas

Una mala postura, que además se repite a lo largo del día, puede provocar dolores y molestias musculares y óseas. Lo ideal es adoptar posturas ergonómicas, que permitan realizar el trabajo cómodamente, sin molestias.

Además, es importante cambiar de posición con frecuencia. Un sobresfuerzo solamente provoca problemas de articulaciones, músculos y tendones, además de problemas de movilidad funcional.

Las posturas en las que los brazos se mantienen mucho tiempo en alto, las que fuerzan a torsionar las muñecas o el trabajo de rodillas son algunos de los que más problemas acarrean.

Manipulación de pesos y cargas

A menudo los mecánicos deben levantar grandes pesos durante su trabajo. Esto sucede cuando no disponen de los equipos de trabajo adecuados. Las grúas, las mesas y plataformas elevadoras, etc. facilitan estas tareas evitando lesiones.

Prevención de riesgos laborales en los talleres de coches

Una vez más, una correcta formación y la vigilancia continua es fundamental para evitar lesiones.

Es de vital importancia analizar los movimientos y trabajos más frecuentes de cara a buscar soluciones ergonómicas para ellos. Para ello, es necesario contar con un plan de prevención en el taller.

Además, el taller debe estar dotado de las medidas mecánicas que faciliten el trabajo diario. Entre ellas, están las plataformas elevadoras regulables, los fosos, las mesas elevadoras, los carritos deslizables, etc. De este modo, se evitarán posturas incorrectas y trabajos que requieran un esfuerzo físico excesivo.

Tampoco podemos olvidar las herramientas adecuadas para cada trabajador y cada tarea a realizar.

Por último, la formación a los trabajadores enseña cómo realizar cada trabajo de manera correcta. Así se evitan riesgos innecesarios y el trabajo se realiza de manera cómoda y eficiente.

Desde Novages estudiamos y trabajamos todos los aspectos relativos a la PRL. Contacte con nosotros si precisa ampliar información sobre prevención de riesgos laborales en los talleres de coches o en cualquier otro sector.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *