Prevenir los accidentes in itinere es una gran tarea pendiente en la sociedad española.

Como ya comentamos en una entrada anterior, los accidentes in itinere son más frecuentes de lo que la gente conoce.  De hecho, porcentualmente hablando, son el tipo de accidentes que provocan bajas laborales más prolongadas.  Además, también tienen la cifra negra de provocar aproximadamente el 20% del total de los accidentes laborales mortales.

Cómo prevenir los accidentes in itinere

La prevención es la principal medida que podemos adoptar para evitar los accidentes in itinere.

Si nos centramos en los accidentes in itinere que se producen en vehículo propio, existen causas directamente imputables al trabajador, que deben ser controladas por el mismo y otras ajenas a él, pero que influyen en la prevención.

Causas imputables al trabajador

  • Descanso adecuado

Es responsabilidad del trabajador descansar las horas necesarias para poder realizar el trayecto hasta su puesto de trabajo de modo seguro. Con el descanso adecuado se garantiza poder prestar la atención y concentración necesarias durante la conducción.

  • Medio de transporte adecuado

En caso de que el trabajador no pueda ir caminando hasta el trabajo, deberá elegir un medio de transporte adecuado al trayecto a recorrer y a las circunstancias concretas de su localidad.

  • Atención al volante

El trabajador deberá tener especial cuidado si está tomando medicación que cause somnolencia. En ese caso, es aconsejable no conducir y optar por medios de transporte alternativos.

También ha de evitar tomar sustancias alcohólicas o nocivas que disminuyan sus reflejos y capacidad de atención al volante.

Es fundamental centrarse en la conducción, evitando consultar el teléfono móvil o bajando el volumen de la radio si nos desconcentra en nuestro camino.

  • Planificar los tiempos de los desplazamientos

Las prisas nunca son buenas consejeras. El salir con el tiempo justo puede provocar caídas innecesarias por llegar más rápidamente al coche. También aumentan el nerviosismo en el trabajador, que puede desatender la conducción y provocar estrés y accidentes de tráfico.

Salir con tiempo ayuda a conducir tranquilos y por tanto a prevenir los accidentes in itinere.

  • Correcto mantenimiento del vehículo

Podemos considerar nuestro coche como otra herramienta de trabajo más. Por eso, es importante realizar un correcto mantenimiento del vehículo. De este modo, conduciremos de modo seguro y evitaremos sobresaltos durante nuestro trayecto.

  • Respetar las normas de tráfico

De nada sirve tener el coche en perfecto estado si no se respetan las normas. Una conducción responsable debe respetar la normativa de tráfico para evitar riesgos propios y a los demás conductores. Esto implica también el uso correcto de los dispositivos de seguridad: cinturones de seguridad, casco de la moto, etc.

Causas ajenas al trabajador 

Existen otras causas no imputables directamente al trabajador, pero que influyen durante su recorrido.

  • Incidencias de tráfico

Muchas veces se realizan obras de reparación de carreteras, asfaltado, etc. que obligan a modificar el recorrido habitual hasta el trabajo. Es recomendable mantenerse informado para planificar rutas alternativas o para prever posibles atascos que hagan necesario emplear más tiempo para el desplazamiento.

  • Inclemencias climáticas

Los trabajadores deben ser responsables y conducir en condiciones favorables. Es una imprudencia conducir con placas de hielo en la calzada o cuando se prevén grandes nevadas. Además, no todos los conductores están preparados para conducir en condiciones climáticas adversas. En esos casos, es mejor optar por el transporte público o por ir caminando, siempre que sea posible.

Qué pueden hacer las empresas al respecto

Hoy en día, son muchas las grandes empresas que disponen de una red de transporte para sus trabajadores.

En algunos casos, ofrecen vehículos propios que les recogen en diferentes puntos llevándolos hasta el lugar de trabajo. En otros casos, se abastecen de la red de transporte público, facilitando a sus trabajadores bonos de transporte para sus desplazamientos.

Ambas medidas son buenas formas de evitar los accidentes in itinere.

Utilizar el sentido común

Como ocurre con casi todas las cuestiones en prevención de riesgos laborales, lo mejor es utilizar el sentido común y ser responsables a la hora de realizar los desplazamientos.

Prevenir los accidentes laborales está en manos de todos. Para formar a las empresas sobre todo lo relativo a la Prevención de Riesgos Laborales, en Novages disponemos de un amplio catálogo formativo para cubrir todas sus necesidades. Contacte con nosotros y le informaremos sin compromiso.