Aunque todavía no estemos en verano, este mes de mayo está siendo atípicamente caluroso. De alguna manera, ha pillado desprevenidos a trabajadores y empresas, que pueden encontrar problemas en el desempeño de sus labores cotidianas. Hoy en Novagés explicamos cuáles son los principales riesgos laborales cuando suben las temperaturas de manera inesperada.

Riesgos laborales cuando suben las temperaturas

En España no estamos acostumbrados a primaveras con temperaturas tan altas. Puede suceder algún día puntual, pero no es habitual que suba la temperatura durante tantos días.

Entre otras cuestiones, a nuestros cuerpos les cuesta aclimatarse a este aumento térmico, por lo que pueden surgir diferentes complicaciones.

Golpes de calor

Uno de los riesgos laborales cuando suben las temperaturas es el golpe de calor, que se traduce en un sobrecalentamiento del cuerpo. Éste se vuelve incapaz de regular la temperatura y puede desencadenar en mareos, deshidratación, debilidad, pérdida del conocimiento, vómitos, etc.

Agravamiento de enfermedades crónicas

Otro de los problemas que puede conllevar la subida de temperaturas es la aparición de complicaciones en enfermedades crónicas preexistentes. Por ejemplo, enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

Falta de concentración

El calor también puede provocar que los trabajadores no puedan concentrarse en su trabajo. Esto puede resultar muy peligroso, ya que aumenta exponencialmente el riesgo de accidentes laborales.

Deben prestar especial atención quienes manipulan todo tipo de maquinaria.

Problemas respiratorios y cutáneos

A la fatiga que produce el calor se suma una mayor concentración en el aire de sustancias nocivas para la salud. Éstas pueden provocar irritación cutánea y de las vías respiratorias, así como diferentes problemas respiratorios.

Bajada de la productividad

Finalmente, existen estudios que explican que a partir de los 25ºC la productividad laboral comienza a disminuir. Por lo tanto, además de todos los riesgos laborales anteriores, puede significar una perdida económica para las empresas.

Principales grupos de riesgo

Los riesgos laborales cuando suben las temperaturas afectan especialmente a personas con patologías previas. Pero también hay que tener en cuenta que hay determinados sectores que están más expuestos que otros al incremento de los termómetros.

Buen ejemplo de ello son el personal de limpieza, jardineros, cuerpos de seguridad del estado, conductores y empresas de transporte.

Por todo esto, es necesario que empresas y trabajadores tomen las precauciones y medidas necesarias para evitar los posibles riesgos derivados de las altas temperaturas.