El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) ha publicado una Nota Técnica de Prevención (NTP) sobre la utilización de EPI en trabajos con riesgo de caída de altura, de la que hablamos hoy en Novagés.

El objetivo principal de esta guía de buenas prácticas es la de proporcionar a los trabajadores con riesgo de caída de altura la información y las herramientas adecuadas para evitar riesgos innecesarios.

Nota sobre la utilización de EPI en trabajos con riesgo de caída de altura

Los trabajos en altura son cada vez más frecuentes en nuestra sociedad. Nos referimos a todos aquellos trabajos que se ejecuten en un lugar por encima de la altura referencia. Dicha altura de referencia puede ser el suelo, una plataforma o similar, donde podría caer el trabajador y sufrir daños.

Por eso, es necesario contar con unas directrices básicas para evitar los riesgos asociados a este tipo de trabajos. De hecho, siempre que exista un riesgo de caída desde una altura superior a 2 metros, se necesitará el uso de EPI adecuados a la situación.

No obstante, los trabajos en alturas inferiores a los dos metros también deben contar con las medidas preventivas necesarias.

Factores de caída

Según la relación entre la distancia de caída y la longitud de cuerda utilizada, existen tres factores diferentes:

  • Factor 0: aquel en el que el punto de anclaje se encuentra por encima del punto de conexión del arnés. En este caso, la altura de caída es muy baja o nula, siendo difícil que termine en una lesión.
  • Factor 1: cuando el punto de conexión del arnés se encuentra a la misma altura que el de anclaje. Así, la distancia de caída será tan larga como lo sea la conexión utilizada, existiendo riesgo de lesiones.
  • Factor 2: si el punto de anclaje está por debajo de la conexión del arnés y a la altura de los pies del trabajador. En este escenario, la distancia de caída será del doble de la longitud de la conexión empleada, con riesgo de lesiones graves o muy graves.

Otros puntos a tener en cuenta

Por otro lado, en la nota sobre la utilización de EPI en trabajos con riesgo de caída de altura también hacen referencia a otras cuestiones relevantes.

Es el caso del síndrome ortostático o de compresión, que se presenta cuando una persona sufre una caída y queda suspendida del arnés un tiempo prolongado. Sus efectos pueden llegar a ser fatales si no se actúa con premura.

También explica el efecto péndulo que puede producirse según la trayectoria de la caída, que puede conllevar golpes peligrosos para el trabajador y el efecto corte, producido por el roce del sistema anticaídas contra elementos estructurales que podrían provocar su ruptura.

Tipos de trabajos en altura

La nota clasifica los principales tipos de trabajos con riesgo de caída de altura como:

  • sobre planos o superficies inclinadas
  • en torres y postes
  • desniveles en terrenos o taludes
  • en tensión o suspensión
  • poda y tala de árboles
  • en plataformas en altura o cerca de bordes

Utilización de EPI en trabajos con riesgo de caída de altura

Finalmente, detalla los sistemas de protección individual contra caídas más importantes:

  • sistema de retención, para prevenir la caída libre.
  • anticaídas, para detener la caída y limitar la fuerza de impacto.
  • de sujeción o posicionamiento en el trabajo, para situar al trabajador en una posición adecuada para realizar su tarea de forma segura.
  • de acceso mediante cuerda, previenen o detienen la caída libre.
  • sistema de rescate, para trasladar a la persona que ha sufrido la caída.

Formación en Prevención de Riesgos Laborales en trabajos en altura

En Novagés impartimos cursos de Prevención de Riesgos Laborales para una amplia gama de sectores, incluidos los trabajos en altura. Contacte con nosotros y forme ya a sus trabajadores.