Los feriantes, aquellos trabajadores que forman parte del colorido y animado mundo de las ferias y carnavales, enfrentan una serie de riesgos laborales únicos inherentes a su entorno de trabajo dinámico y en constante cambio. Hoy en Novagés hablamos sobre los diversos peligros, desafíos y riesgos laborales de los feriantes, un colectivo que siempre está presente en ferias y eventos.

Riesgos laborales de los feriantes

En primer lugar, los feriantes a menudo operan y mantienen atracciones mecánicas, lo que implica riesgos significativos. Las lesiones pueden ocurrir por atrapamiento en maquinaria, caídas desde alturas o accidentes durante el montaje y desmontaje de los equipos. La constante exposición a máquinas en movimiento requiere una vigilancia continua y un conocimiento profundo de las prácticas de seguridad.

Por otro lado, al trabajar al aire libre, los feriantes están expuestos a una variedad de condiciones climáticas. Esto puede incluir temperaturas extremas, lluvia, viento y exposición prolongada al sol.

Estas condiciones no solo pueden ser incómodas, sino también potencialmente peligrosas, llevando a problemas como golpes de calor, hipotermia o lesiones relacionadas con la exposición a los elementos.

También  pueden estar expuestos a sustancias peligrosas, como productos químicos, gases o humos. Esto puede provocarles problemas de salud, como enfermedades respiratorias o alergias. Además, el trabajo con fuego puede provocar quemaduras.

Al mismo tiempo, dado que las ferias dependen en gran medida de la electricidad para iluminación, atracciones y puestos, existe un riesgo inherente de choques eléctricos. El montaje inadecuado, el mantenimiento deficiente de los cables y equipos, y las condiciones húmedas o variables pueden aumentar este riesgo.

En cuanto al nivel de actividad, el trabajo físico constante, combinado con largas horas y la manipulación frecuente de equipo pesado, puede llevar a problemas de salud a largo plazo. Los feriantes pueden experimentar trastornos musculoesqueléticos, fatiga crónica y otros problemas de salud relacionados con la naturaleza física de su trabajo.

Otros riesgos laborales del sector

Además, la naturaleza estacional y nómada de las ferias implica una gran inestabilidad laboral para los feriantes. Esta inestabilidad puede afectar no solo su situación económica, sino también su acceso a determinados beneficios laborales, como seguro de salud y pensiones.

Por último, el estrés es una realidad constante en este sector. La presión para garantizar la seguridad de los visitantes, el manejo de equipos potencialmente peligrosos y la incertidumbre financiera contribuyen a una carga mental significativa. Esto puede tener un impacto considerable en la salud mental y el bienestar general de los feriantes.