El sector agrario ha sufrido una gran modernización en las últimas décadas. Si bien es cierto que se han incorporado muchas máquinas para facilitar determinadas tareas, todavía hay muchos procesos que se realizan de manera manual. Por eso, hoy en Novagés hablamos sobre prevención de riesgos laborales en actividades agrarias manuales.

¿Qué riesgos laborales existen en las actividades agrarias manuales?

Las actividades agrarias manuales requieren de formación, destreza y fuerza para poder llevarse a cabo. En su desempeño, es habitual el uso de herramientas de trabajo como rastrillos, cuchillos, tijeras de podar, palas, injertadoras, etc.

Por eso, entre los principales accidentes laborales registrados en este ámbito laboral están los cortes y los golpes. Afortunadamente, la gran mayoría de incidentes son de carácter leve. Aun así, pueden prevenirse en la mayoría de los casos.

Cómo prevenir los riesgos laborales en actividades agrarias manuales

Existen diferentes normas generales que pueden ser muy útiles para prevenir accidentes.

Por ejemplo, una cuestión que puede parecer básica pero es fundamental es utilizar únicamente las herramientas para el uso previsto. Además, se deben escoger herramientas adecuadas para las características de cada agricultor u operario.

Por otro lado, las herramientas deben revisarse con frecuencia para que siempre estén en perfecto estado. Es decir, las empuñaduras deben ser ergonómicas y antideslizantes, la superficie de corte debe estar correctamente afilada y se debe controlar que no haya grietas o desperfectos que puedan dificultar su uso o favorecer su rotura.

Además también debe procurarse utilizar herramientas ligeras y de fácil manejo. Asimismo, siempre que sea posible es preferible aligerar la carga de trabajo con elementos mecánicos.

Otra cuestión importante son los equipos de protección individual. Tanto los guantes, como las caretas y viseras pueden evitar accidentes laborales innecesarios.

Finalmente, el trabajo debe realizarse de manera ergonómica. evitando las posibles sobrecargas. Puede ayudar bastante realizar ejercicios previos de calentamiento y estiramientos posteriores.

Una buena formación en riesgos laborales es fundamental

No basta con tener trabajadores habilidosos, sino que es fundamental que reciban una buena formación en prevención de riesgos laborales. En Novagés  impartimos los cursos que su empresa necesita.

Contacte con nosotros y garantice la seguridad de sus trabajadores, y con ella, su éxito empresarial.