El uso de mascarillas se ha convertido en un acto cotidiano para la sociedad española. En el mes de febrero se retiró su obligatoriedad en exteriores, salvo determinadas excepciones. Ahora, el Gobierno ha adelantado que se prevé que la semana que viene dejen de ser obligatorias en interiores, también exceptuando determinados casos. Pero, ¿qué sucede con el uso de mascarillas en interiores de empresas? Abordamos esta cuestión en nuestro blog de Novagés.

Novedades sobre el uso de mascarillas en interiores

El pasado 6 de abril, la ministra de Sanidad informaba de que el próximo 19 de abril se llevará al Consejo de Ministros un Real Decreto en el que se prevé, tras su publicación, retirar la obligatoriedad del uso de mascarillas en interiores con carácter general.

Sin embargo, al igual que sucedió con su uso en exteriores, habrá casos en los que se mantendrá su uso.

Centros asistenciales

El uso de la mascarilla seguirá siendo obligatoria en los centros asistenciales. En este caso, tanto para trabajadores, como visitantes y personas ingresadas que compartan espacios comunes fuera de su habitación.

Centros sociosanitarios

Es otro de los entornos donde será obligatorio el uso de mascarilla. Deberán llevarla todas las personas en zonas compartidas, tanto visitantes como trabajadores. Sin embargo, no será obligatoria para las personas que viven en dichos centros sociosanitarios.

Medios de transporte

Finalmente, los medios de transporte serán otra de las ubicaciones cerradas donde el uso de la mascarilla continúa siendo obligatorio.

¿Y qué sucede con las empresas?

En principio, y hasta que no se indique lo contrario, serán los propios servicios de prevención de cada empresa o centro de trabajo, quienes decidan si mantienen o no el uso de la mascarilla.

Para ello, deberán evaluar las condiciones de trabajo, distancia entre trabajadores, de ventilación, o la presencia de personas vulnerables.

De este modo, primará la protección de la salud de los trabajadores, estableciendo las medidas que así lo garanticen. Por tal motivo, se espera que muchas empresas las conserven como medida preventiva.

Ahora solo queda esperar la publicación del Real Decreto con las medidas definitivas.