Go to Top

Consecuencias del estrés laboral y cómo prevenirlo

Ya vimos en el anterior post qué es el estrés laboral y cuáles son sus síntomas. Hoy hablaremos de las consecuencias del estrés laboral y cómo prevenirlo.

Consecuencias del estrés laboral

Si la situación que desencadena el estrés laboral en el trabajador no cesa, puede acarrearle graves problemas, tanto a nivel físico como emocional.

Si hablamos de las consecuencias del estrés laboral a nivel físico, destacan el agotamiento crómico, el dolor de cabeza constante, el insomnio, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes, problemas de tiroides, vértigos tensionales, problemas dermatológicos, problemas gastrointestinales crónicos, úlceras, etc.

También puede conllevar problemas a nivel emocional, como la falta de concentración, dificultad para realizar varias tareas, depresión, ansiedad, pánico escénico, problemas de memoria, dificultad para entablar relaciones personales, aislamiento, soledad, etc.

Todas estas consecuencias son altamente incapacitantes para los trabajadores y en los últimos años han convertido al estrés laboral como una de las causas más frecuentes de bajas laborales en España.

Cómo prevenir el estrés laboral

Ambiente de trabajo adecuado

El ambiente de trabajo, tanto si hablamos del espacio físico como de las relaciones con compañeros y superiores es una de las claves fundamentales para evitar situaciones estresantes.

Por un lado, debe buscarse una perfecta ergonomía en el puesto de trabajo para poder trabajar a gusto. Un mobiliario y herramientas de trabajo adecuados, junto con una correcta iluminación, climatización y un espacio suficiente de trabajo ayudan a reducir el estrés laboral.

Existen estudios que indican que cada trabajador necesita un espacio superior a 8 metros cuadrados libres para poder desempeñar correctamente su labor. Y es que lo de trabajar codo con codo no tiene por qué cumplirse literalmente.

Por otro lado las relaciones personales con compañeros y superiores deben ser fluidas y respetuosas. Es conveniente que  empresarios y trabajadores puedan reunirse con naturalidad para exponer sus inquietudes, plantear mejoras aplicables, siempre mediante un diálogo cordial.

Planificación laboral

Es imprescindible saber priorizar en las tareas. Es imposible que todas los trabajos tengan prioridad máxima, por tal motivo una correcta organización dará lugar a mayor productividad.

Descansos durante la jornada laboral

La mayoría de los convenios colectivos tienen estipulados tiempos de descanso durante la jornada. Lo ideal es que el trabajador pueda abandonar por unos minutos su entorno de trabajo. De este modo, desconecta de sus tareas y vuelve con las energías renovadas.

El trabajo no implica exclavitud

Las jornadas laborales están para cumplirse, pero deben evitarse las horas extras y el llevarse trabajo a casa. Si hoy no se ha podido terminar el trabajo, seguramente pueda esperar a mañana.

En caso de que las horas extras sean por fuerza mayor, como la necesidad de entregar un trabajo cumpliendo unos estrictos plazos, la empresa debe compensar al trabajador de modo proporcional al esfuerzo realizado.

Tampoco llevarse el trabajo a casa es la mejor solución: el trabajo se realiza en el puesto de trabajo.

Disfrutar del tiempo de ocio

Terminada la jornada laboral es importante saber disfrutar del tiempo restante.

La familia y amigos son dos pilares básicos en nuestra vida. Poder disfrutar con ellos, o simplemente realizar actividades que nos relajen y motiven, es un buen método para prevenir el estrés.

Cuidarse y dejarse cuidar

Además de cuidar nuestra alimentación, debemos cuidar nuestro descanso y en general nuestro cuerpo.

Muchas veces no somos conscientes de las consecuencias del estrés hasta que alguien cercano a nosotros nos abre los ojos. Hay que saber escuchar a los demás y tomar decisiones que nos ayuden a cuidarnos.

En conclusión, evitar el estrés laboral es fundamental para todos los trabajadores y está en la mano de todos poder conseguirlo.

Contacte con nosotros para resolver sus dudas sobre la Prevención de Riesgos Laborales.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *