Anteriormente en Novagés hemos hablado de la importancia que tiene la ergonomía en el entorno laboral. En esta ocasión, nos centramos en el concepto de la ergonomía geométrica y su importancia en la prevención de los riesgos laborales.

Qué es la ergonomía geométrica

La ergonomía geométrica es la rama de la ergonomía que estudia la relación existente entre el trabajador y las condiciones geométricas concretas de su puesto de trabajo.

Es decir, se centra en estudiar las dimensiones y características del lugar donde desarrolla su actividad diaria. En concreto, tiene en cuenta las dimensiones del puesto, la altura de su plano de trabajo, las zonas de alcance óptimas, el espacio disponible para las piernas, etc.

Todos esos datos se cruzan con las dimensiones del trabajador y con los movimientos, posturas y esfuerzos realizados por el mismo.

Así, se valora su bienestar desde los puntos de vista estáticos y dinámicos. El primer punto de vista hace referencia a la posición del cuerpo (de pie, sentado, etc.), las herramientas y el mobiliario utilizados. El segundo punto de vista se refiere al tipo de movimientos y esfuerzos realizados por el trabajador.

De este modo, es posible diseñar o modificar el puesto de trabajo para que se adapte a las características de cada persona y sus funciones. Gracias a ello, se mejora la seguridad y productividad de los trabajadores.

Factores que influyen en este tipo de ergonomía

Existe una serie de factores a tener en cuenta a la hora de estudiar la ergonomía geométrica.

Por un lado, los mandos o palancas que debe usar el trabajador. Estos deben ser accesibles y perfectamente diferenciables entre sí.

Por otro lado, las herramientas y maquinarias utilizadas deben favorecer el mantenimiento de una postura adecuada.

Tipos de ergonomía geométrica

Finalmente, cabe destacar que existen tres grandes grupos en los que clasificar la ergonomía geométrica:

  • Posicional: establece las posturas recomendadas para cada trabajador, analizando sus medidas y el diseño adecuado de sus muebles.
  • Operacional: controla los movimientos que realiza cada trabajador y regula el peso o carga que maneja.
  • De seguridad: se encarga de que los trabajadores puedan moverse de manera segura en su puesto de trabajo, sin toparse con objetos peligrosos.