Go to Top

Medidas preventivas contra el calor

Medidas preventivas contra el calor

Este verano está siendo especialmente seco, apenas llueve y las temperaturas se han disparado. De hecho estamos atravesando la gran segunda ola de calor. Aunque muchas personas prácticamente ni lo noten en su trabajo, para otros se convierte en un verdadero riesgo laboral. Hace poco en Novagés os hablamos del peligro de los golpes de calor. Hoy queremos hablaros de medidas preventivas contra el calor.

Controlar la temperatura en el puesto de trabajo

Las empresas no tienen el poder de cambiar el tiempo atmosférico. Sin embargo, sí está de su mano controlar la temperatura en el puesto de trabajo para que se mantenga en niveles seguros.

Ya no solo es importante la temperatura real, sino la sensación térmica. Esto variará dependiendo de otros factores como la humedad ambiental.

En un ambiente seco o con baja humedad, para puestos de trabajo al aire libre, la sensación térmica no debería superar los 32 ºC. Esta es la barrera para que los trabajadores desempeñen su labor de manera segura.

Sin embargo, su hablamos de sitios costeros, donde la humedad ambiental es elevada, las cotas de temperatura tope bajan, situándose en torno a los 30ºC.

Para entornos laborales cerrados y para trabajos que no requieren mucha actividad física, tipo trabajos de oficina, se recomienda que la temperatura ambiente no supere los 27ºC.

Cuando en los diferentes entornos se superan estas temperaturas, los riesgos laborales de los trabajadores se multiplican exponencialmente.

Como solución a este problema, las empresas adoptan medidas preventivas contra el calor, como la adaptación de las jornadas en trabajos realizados en exteriores.

Por ejemplo, en el sector de la construcción, hasta el 14 de agosto se ha reducido la jornada laboral hasta un máximo de 7 horas. Los sindicatos comprobarán que esta medida se está cumpliendo, denunciando a las empresas que no lo hagan.

Mantener hidratados a los trabajadores

El cuerpo humano no está preparado para soportar temperaturas tan altas. Por tal motivo, reacciona sudando para regular su temperatura. Esto puede derivar en problemas graves de deshidratación.

Las empresas son responsables de garantizar la correcta hidratación de los trabajadores. Para ello, deben suministrar agua potable a los trabajadores sin poder repercutirles su coste.

Esta es una de las medidas preventivas contra el calor más desconocida por los trabajadores.

Protección solar

También es responsabilidad de la empresa facilitar a sus trabajadores la pertinente protección solar cuando trabajan en zonas exteriores. Además de crema o protector solar, deberá entregarles gorras, gafas y cualquier elemento que garantice su seguridad bajo el sol.

Estas son las primeras medidas preventivas contra el calor que toda empresa debe adoptar. En breve, en Novagés os contaremos el resto de medidas a tomar en estas situaciones.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *