La radiación ultravioleta (UV) es una forma de radiación electromagnética invisible para el ojo humano que proviene del sol y de fuentes artificiales, como las lámparas de soldadura y las camas solares. Si bien la exposición solar moderada puede ser beneficiosa para la salud, la exposición excesiva a la radiación UV puede provocar una serie de riesgos laborales graves. Hoy en Novagés hablamos sobre los riesgos laborales de la radiación ultravioleta.

Riesgos laborales de la radiación ultravioleta

Según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), la radiación UV ha sido clasificada como un agente carcinógeno de grupo 1. Esto significa que existe evidencia suficiente de que puede causar cáncer en los seres humanos. Por eso, la radiación UV se convierte en un riesgo laboral que requiere de una atención y medidas de prevención adecuadas.

Los trabajadores más expuestos a estos riesgos son aquellos que desarrollan sus actividades al aire libre, como agricultores, constructores, trabajadores de la industria minera, entre otros. Y es que, incluso en días nublados, la radiación UV puede penetrar a través de las nubes y causar daños.

Daños que provoca la radiación ultravioleta

Son varios los efectos dañinos de la exposición a la radiación UV en el trabajo.

Por un lado, a radiación ultravioleta puede debilitar el sistema de defensa del organismo, haciéndolo más vulnerable a infecciones e inflamaciones.

Por otro lado, causa problemas oculares, como la inflamación de la córnea y la conjuntiva ocular, causando dolor, enrojecimiento y sensibilidad a la luz.

Al mismo tiempo, la piel también sufre los efectos, ya que la radiación UV acelera su envejecimiento provocando arrugas, manchas y pérdida de elasticidad.

Finalmente, la exposición crónica a la radiación ultravioleta aumenta significativamente el riesgo de desarrollar diferentes tipos de cáncer de piel, incluyendo el melanoma.

Medidas preventivas

Una de las medidas preventivas fundamentales para prevenir los riesgos laborales de la radiación ultravioleta es dotar a los trabajadores de la formación necesaria en prevención de riesgos laborales.

En segundo lugar, proporcionarles los EPIs adecuados a su puesto de trabajo. Entre ellos, sombreros, gafas, cremas solares, etc.

Los trabajadores deben tener disponer de zonas de sombra y de descanso donde poder relajarse alejados de la exposición solar.