Hace pocos días nos vimos sorprendidos por el accidente que sufrió Joaquín Sabina al caerse de un escenario en pleno concierto. Al ver esas estructuras faraónicas, nos hace pensar también en los riesgos laborales en el montaje de escenarios. Hoy en Novagés analizamos esta cuestión.

Cuáles son los riesgos laborales en el montaje de escenarios

En la cultura española son habituales las fiestas populares. Casi todas las localidades en sus fiestas patronales cuentan con algún tipo de actuación musical. Desde bailes folclóricos a grandes conciertos de artistas reconocidos, pasando por las típicas orquestas.

La gran mayoría de estos eventos tienen lugar en escenarios que alguien debe montar. Por tal motivo, es fundamental conocer a qué riesgos se enfrentan los montadores.

Riesgos con vehículos

Tanto las orquestas como los grandes artistas suelen llevar consigo vehículos de grandes dimensiones para transportar todos los elementos necesarios para la actuación. Además de vehículos, llevan también máquinas elevadoras, grúas, etc. para facilitar el trabajo.

El hecho de manejar vehículos trae consigo riesgos de atropellos, aplastamientos o caídas entre otros.

Riesgos por movimiento de cargas

En este tipo de eventos, es necesario transportar, cargar y descargar multitud de materiales. Tanto si el trabajo se realiza de manera manual como mecánica, el operario se enfrenta a diferentes riesgos laborales.

Entre ellos destacan los sobreesfuerzos, caídas de cargas transportadas, golpes, aplastamientos, tropiezos y caídas de operarios, etc.

Riesgos eléctricos

Entre los riesgos laborales en el montaje de escenarios más frecuentes están los riesgos eléctricos. Para poder abastecer todos los elementos eléctricos de la actuación, se necesitan generadores eléctricos y acometidas adicionales.

Además de tomar las debidas precauciones durante el montaje, todo debe estar perfectamente aislado y acondicionado para evitar accidentes posteriores.

No podemos olvidar los riesgos asociados a elementos pirotécnicos y efectos especiales utilizados durante la actuación. Todo debe ser perfectamente revisado para que se emplee en óptimas condiciones de seguridad.

Riesgos por instalación de estructuras elevadas

Antes de acometer la instalación de las estructuras superiores del escenario, donde suelen ir instalados focos, altavoces, pantallas, etc., la empresa debe haber realizado una escrupulosa planificación. Las estructuras deben ser seguras, capaces de soportar el peso y revisadas antes de su colocación.

Si no se planifica adecuadamente el trabajo, pueden colapsar, conllevando altos riesgos para los trabajadores. También es importante tener en cuenta los riesgos eléctricos para evitar descargas, sobrecarga de tensión, etc.

Por otro lado, los montadores deben disponer de estructuras y  equipos de protección individual necesarios que garanticen su seguridad.

También se debe tener en cuenta que las estructuras están pensadas para soportar unos elementos y un peso determinado. En caso de agregar elementos adicionales, debe ser consultado y testeado antes de la actuación para evitar accidentes.

Otros riesgos a tener en cuenta

Finalmente, no podemos olvidar otros riesgos adicionales derivados del desempeño del trabajo. Es decir, una buena organización es necesaria cuando son muchas las personas que trabajan simultáneamente en el mismo lugar.

Además de trabajar coordinados, deben tenerse en cuenta los tiempos de descanso, para que todo se realice con los trabajadores en perfecto estado.

Finalmente, las condiciones ambientales también son fundamentales. Se deben prever situaciones de calor o frío extremo, lluvia, viento, etc.