Con la llegada del coronavirus a nuestra vida, hace ya casi dos años, llegaron también importantes cambios a nivel laboral. Muchas empresas implantaron el teletrabajo como método para seguir adelante de manera no presencial. Aunque esta modalidad presenta diferentes ventajas para los trabajadores y la empresa, trajo como consecuencia que muchos de ellos no lograsen la ansiada desconexión digital y laboral. Por eso, hoy en Novagés hablamos de diferentes trucos para desconectar del trabajo a diario.

Uno de los problemas de no desconectar del trabajo es el síndrome del trabajador quemado. Éste acarrea cansancio físico y mental, que deriva en problemas de salud y en falta de productividad.

Trucos para desconectar del trabajo

Si bien el agotamiento laboral es de un problema que hay que tratar de raíz, existen diferentes pautas que pueden ayudar a evitarlo.

Pausas durante la jornada

El Estatuto de los Trabajadores en España determina que cada cierto tiempo transcurrido en la jornada laboral, los trabajadores tienen derecho a un tiempo de descanso.

Por ejemplo, en jornadas continuadas con una duración superior a las seis horas, podrán descansar un mínimo de 15 minutos. Un tiempo de descanso que deberá efectuarse a mitad de la jornada, nunca al principio o al final.

Estas pausas son perfectas para cambiar de actividad, levantarse y pasear, o sentarse si es que el trabajo se realiza de pie. También son ideales para realizar estiramientos, leer, tomar un tentempié o simplemente descansar cuerpo y mente.

Aunque parezca un tiempo pequeño de descanso, es suficiente para desconectar del trabajo y volver con energías renovadas. No realizar esta pausa es contraproducente para la salud del trabajador y su rendimiento en la empresa. Por tanto, es beneficioso para ambas partes.

Tiempo libre activo

Otro de los trucos para desconectar del trabajo más efectivos es la práctica de actividades motivadoras. Ya sea deporte, teatro, pasear, leer, meditar… Cualquier actividad que no tenga nada que ver con el trabajo y que sea un hobbie para nosotros, es ideal para desconectar.

El deporte o la actividad son buenos ya no solo en el tiempo de ocio, sino por ejemplo al ir o volver del trabajo. En lugar de aparcar a la puerta, dejando el coche más alejado nos obligamos a caminar. Lo mismo sucede con el transporte público.

Otra excelente idea es ir directamente caminando o en bicicleta al trabajo. Además de ahorrar un importante dinero al mes, la salud lo agradecerá.

Apagar el móvil y el portátil

Una vez finalizada la jornada laboral, apagar el móvil y el ordenador, o restringir determinadas llamadas es un método muy efectivo para descansar y desconectar.

Algunas empresas están implantando sistemas que impiden que sus empleados accedan al sistema de trabajo o al móvil de empresa fuera del horario laboral.

Disfrutar de la familia y amigos

Si bien la pandemia no nos permite tener la misma vida social que antaño, hay otras posibilidades de disfrutar de amistades y familia. Compartir tiempos de charla, juegos, deporte, etc, mejoran el estado de ánimo y ayudan a desconectar.

Otros trucos para desconectar del trabajo

A grandes rasgos, estos son los trucos para desconectar del trabajo más utilizados. Sin embargo, no existe una receta mágica para todo el mundo.

Marcarse unos horarios y ser estricto consigo mismo sobre el derecho al descanso son dos bases fundamentales para poder conseguirlo.