La Comunidad de Madrid aprobó la semana pasada el VI Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales en la región. El plan viene cargado de novedades relativas a la situación sanitaria y laboral actual, que vemos en este post de Novagés.

Cuestiones importantes del VI Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales

Además de asuntos que ya se venían tratando en anteriores planes sobre la prevención de riesgos laborales, este Plan Director ha tenido que adaptarse a la situación actual.

Por un lado, abordará las novedades introducidas en materia de prevención de riesgos laborales y seguridad de trabajadores y empresarios relacionadas con el coronavirus. Del mismo modo, también se tendrán en cuenta las incipientes formas de trabajo, como el creciente teletrabajo, las nuevas tecnologías y la especial protección a los colectivos más vulnerables.

Por otro lado, también tratará sobre los crecientes riesgos psicosociales y los relativos al envejecimiento de la población activa y la incidencia de los trastornos musculoesqueléticos.

En otro orden de cosas, este plan hablará sobre temas ecológicos de candente actualidad. Es el caso de los riesgos laborales del empleo verde y de la transición justa.

Adicionalmente, en aras de procurar la efectividad del plan, el Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo (IRSST) presentará anualmente un informe. En él, se evaluará el desarrollo de las medidas propuestas de cara a un posible reajuste para incrementar su eficacia.

Detalle del presupuesto y vigencia del Plan Director

El VI Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales de la Comunidad de Madrid estará vigente desde 2021 hasta 2024.

Para ello, el Consejo de Gobierno de la comunidad ha aprobado un presupuesto de 55,77 millones de euros. De ellos, 23,56 millones se destinarán a labores de formación, información y asesoramiento en materia de prevención con medios propios.

Otros 22,90 millones tendrán como finalidad financiar las actuaciones en colaboración con otras administraciones. Mientras que 9,28 millones serán para actuaciones e incentivos cuya finalidad es reducir la siniestralidad laboral mediante la mejora de la seguridad y salud de las empresas.