Estamos en verano, la época del año más calurosa en la que la actividad laboral no para. Anteriormente en Novagés hemos hablado sobre cómo prevenir los golpes de calor en verano y las diferentes medidas preventivas contra el calor. Entre esas medidas, son muchos los sectores que reducen o alteran sus horarios. Este año, se ha instaurado la jornada continua en la construcción en Madrid.

Jornada continua en la construcción en Madrid

La hostelería, el turismo y la construcción son tres sectores muy importantes para la economía española. Por eso, lo ideal es acordar medidas que fomenten la productividad en estos campos.

Debido a la situación actual, el turismo sigue bastante tocado. Esto hace que muchas de las esperanzas de la recuperación económica se hayan depositado en la construcción.

Sin embargo, las altas temperaturas que se registran en nuestro país en la época estival, requieren que se adopten medidas especiales para que la actividad se desarrolle con seguridad.

Este año, el convenio del sector de la construcción de la Comunidad de Madrid, establece en su artículo 49 las condiciones de las jornadas laborales desde el 15 de julio y el 14 de agosto:

(…) En los restantes centros de trabajo, en el periodo comprendido entre el 15 de julio y 14 de agosto, salvo pacto escrito en contrario, se establecerá una jornada continuada de siete horas diarias, pudiéndose comenzar en este periodo a las 7 horas de la mañana.

Beneficios para todos de la adaptación de la jornada

La aplicación de la jornada continua en el sector de la construcción en Madrid tiene beneficios tanto para los trabajadores como para los empresarios.

Por un lado, se reducen los riesgos laborales asociados al calor. Con ello baja la siniestralidad y aumenta el bienestar de los trabajadores. También mejora la productividad de los empleados, que pueden realizar su trabajo de manera más cómoda y segura.

Otro aspecto a tener en cuenta es la mejora de la conciliación familiar. El hecho de tener la tarde libre, permite a los trabajadores de la construcción disfrutar de más tiempo de calidad con sus familias y entorno. Se trata de un aliciente que mejora el estado de ánimo de la plantilla y la relación laboral con la empresa.

Finalmente, cabe recordar que la Inspección de Trabajo estará muy pendiente de que se cumpla la jornada establecida en verano.